Francisco Santolo dice que “el networking es la disposición de explorar quién es, qué hace, y que desea el otro”. Para mi Scalabl más que un Curso es una forma de transitar la vida. En tiempos donde parece haber escasez de trabajo u oportunidades, Scalabl es abundancia. Abundancia porque te invita a soltar el ego, a mirar y escuchar lo que hay afuera. A interesarse genuinamente en conectar con personas diferentes a uno, a ofrecer y poner todo tu talento a disposición del otro. A olvidarte un rato de tus problemas. Soy alumni Scalabl desde 2017 y en julio de este año volví a hacer el curso pero de manera online. Me agarró en un momento de cambios, de mucha incertidumbre, en una época de buscar trabajo y definir mi futuro. Volver a conectarme con la metodología y los valores de Scalabl fue un click.

Empecé a ser mucho más vulnerable sobre quién soy, qué recursos tengo, pero también sobre lo que no tengo, lo que me hace falta. Me animé a pedir ayuda. Luego de un mes y muchas charlas virtuales con otros emprendedores de la red puedo decir que mi vida está dando un giro inesperado.

No hay texto alternativo para esta imagen

Primero, por la calidez humana de las personas que he conocido, personas con las que se puede compartir sueños y frustraciones, miedos y objetivos. Segundo, por la generosidad de quienes ponen sus recursos a disposición de uno. En apenas un par de semanas, me pasaron cosas increíbles. Me empezaron a llegar clientes de Marketing y Diseño freelance para mi agencia personal Ag_mkt de la mano de otro Alumni de la red, Wanso Agency. A raíz de varias conversaciones, decidí tramitar mi residencia digital en Estonia, para poder empezar a trabajar con clientes de todo el mundo. Me sumé a un proyecto de HR Tec, donde empezamos a colaborar y crear un emprendimiento de forma totalmente remota con socios de México y Argentina. También me animé a compartir el modelo de negocios de “Academia Brillar” y recibí ideas increíbles sobre cómo poner mi propósito en el centro para poder ayudar a muchas más personas y crear muchísimo más impacto.

No hay texto alternativo para esta imagen

En definitiva, como dice Fran, emprender es el arte de hacer posible. No hay límites cuando uno se fija una meta y emprende en comunidad. Está al alcance de todos nosotros vivir la vida que queremos vivir, solamente tenemos que escuchar primero, entender al otro y animarnos a proponer, a pensar en crear y crecer juntos.

Deja una respuesta